¡Somos El Corazón de Guanacaste!

Entrevista con Ligia Madrigal

Ligia Madrigal, la primera tica en llegar al Everest, comparte su experiencia y motivaciones en entrevista exclusiva con Noticias Trivisión.

CONTACTENOS

[email protected]

(506) 2266-0036

Ligia Madrigal es la primera tica en llegar a la cumbre del Monte Everest y brindó una entrevista a Noticias Trivisión tras su llegada al país después de 40 días en Nepal. El periodista José Luis Rodríguez le realizó la entrevista.

José Luis Rodríguez: «El cuerpo ya no es compatible. ¿Cómo se hace esas 30, 40 horas para poder estar ahí, sobrevivir y regresar así?»

Ligia Madrigal: «Sí, en realidad, bueno, por la falta de oxígeno que hay a esa altura, se le llama la zona de la muerte a partir de los 8 mil porque el cuerpo ya no es compatible con la vida. El cuerpo literalmente empieza a morir. Por eso a uno lo obligan a usar el oxígeno. Hay algunos atletas, muy pocos, que se atreven sin oxígeno, pero es realmente riesgoso y hay que tener unas capacidades, experiencia y capacidades diferentes. En realidad, yo me aclimaté bastante bien y tenía muy buena oxigenación. Entonces, eso me ayudaba mucho. Mi sherpa me ayuda a colocar el oxígeno, uno tiene que tenerlo en el salveque y me lo puso realmente en una frecuencia baja porque yo estaba bien aclimatada.»

José Luis Rodríguez: «¿Qué pasa con la falta de oxígeno? Que también el oxígeno es el que ayuda a calentar el cuerpo.»

Ligia Madrigal: «Entonces, cuando no hay buena oxigenación es cuando empiezan a ocurrir las congelaciones, el frío. Realmente da miedo porque uno dice, aquí voy, me siento bien, pero ¿en qué momento me voy a empezar a sentir mal? Uno siempre tiene esa cosa en la cabeza porque si algo me pasa aquí, si yo no pongo atención, me caigo, me golpeo, todo se complica exponencialmente, puede que se termine ahí la aventura. La vida, sí, más aún.»

José Luis Rodríguez: «¿Cómo se hace con la cabeza? Porque yo la conozco tal vez hace 30 años, usted se ha adaptado a la vida, tiene récord en Ruta de los Conquistadores, pero la cabeza ahí arriba, o sea, físicamente bien, pero la cabeza.»

Ligia Madrigal: «Es complicado, es un juego. Porque obviamente el cerebro y su instinto de supervivencia dicen, no, no, no, es mejor que se quede ahí abajo en el hotel comiendo y viendo tele. Entonces te empieza a mandar a veces esos mensajes negativos. Y entonces yo pensaba, pucha, ¿será que esto es demasiado peligroso? Pero entonces decía yo, no, yo me preparé. Y yo decía, es que gente muere. Yo, pero no Ligia, pero hay más gente que viene, sube, lo hace bien y vuelve a su casa que la que muere. ¿Por qué mueren esas personas? Tal vez no tomaron buenas decisiones. Entonces, si usted se mantiene enfocada, si usted se mantiene fuerte, usted puede. Es una psicología que yo he aprendido a través de mi carrera deportiva porque en las carreras también a uno le pasa. Usted sale a correr de su casa y al kilómetro el cuerpo le dice, no, estoy muy cansado, me estoy ahogando, devuélvase. Entonces, a través de mi carrera deportiva, gracias a eso he aprendido a controlar esas voces. Claro, hay que tener ese límite y saber cuándo es de verdad y cuándo no. Entonces yo dije, no, yo estoy preparada, yo me siento bien. Y yo decía, no, estoy respirando. De repente estaba, no, no, tranquila.»

José Luis Rodríguez: «La ansiedad. Escuché que la ansiedad afecta mucho. Hay muchas personas que somos ansiosas. ¿Cómo maneja la ansiedad?»

Ligia Madrigal: «Eso es lo que me daba a mí a veces miedo, ¿verdad? Que me diera algún ataque de ansiedad y que me quitara la máscara o algo así. Entonces sí lo vi con una psicóloga y me dijo, cuando usted empieza a ponerse ansiosa, trate de pensar en una imagen que la calme, en algo. Entonces llegamos a ese punto. Tengo esa estrategia que si me empiezo a sentir que no puedo, vuelvo a esa imagen de mi hija recién nacida que me causa tanta paz y tanto amor. Con solo eso, yo aprendí, son tácticas que uno va aprendiendo. Tal vez en mi carrera deportiva de tantos años, aprendí a conocerme, a escucharme y a contestarme y a regañarme y a seguir adelante, para terminar.»

Te podría interesar:

José Luis Rodríguez: «Ligia, ¿por qué el Everest?»

Ligia Madrigal: «Aquí en realidad es todo un juego, porque obviamente yo amo las montañas. Desde pequeña, en San Pedro de Poás, me enamoré de las montañas y siempre ha sido la montaña. ¿Por qué la Ruta de los Conquistadores? Porque bicicleta de montaña, pero también corría Chirripó y también hacía carreras de aventura. Entonces, obviamente, en el corazón de cualquier persona que ame la montaña, pues el Everest es el, ¿verdad? El último reto. Y claro, al darme cuenta que una mujer de Costa Rica no lo había hecho, entonces fue doble. Sí, yo quiero hacer esa montaña, pero entonces cuando vi lo duro que era, cuando empecé a intentarlo, vi lo duro que era, bueno, además, esto ya es una cruzada de que yo quiero conocer esa montaña, pero además demostrar que la mujer, una mujer latina de Costa Rica, que es mamá, que es esposa, puede llegar a ese hito máximo de subir la montaña más alta del mundo.»

José Luis Rodríguez: «Un mensaje para los costarricenses, para esas personas que les cuesta levantarse en las mañanas, el que tiene algún problema, el que los obstáculos lo frenan.»

Ligia Madrigal: «La cabeza siempre nos va a decir que no podemos, la cabeza siempre nos va a decir que es muy difícil, que es muy duro, que para qué, pero hay que convencernos de que sí podemos, de que sí queremos, de que sí tenemos esa energía, porque eso es la vida. Y van a ver que si logran vencer esa voz de que nos dice, no, quédense, ¿para qué va a intentar algo más? Vamos a tener una vida mucho más feliz, mucho más plena y nos vamos a sorprender a nosotros mismos de lo que podemos lograr.»

Ligia Madrigal Moya, una mamá, empresaria, esposa, mujer de 51 años que se convirtió en la primera costarricense que logra la cima del Everest, 8,848.68 metros de altura.

CONTACTENOS

[email protected]
(506) 2666-0036
Scroll al inicio